TOLUCA, Edoméx., 10 de octubre del 2016.- A casi seis meses del derribo del «castillo» de Xochicuautla, las autoridades no han dado una solución, acusó el dueño del inmueble, Armando García Salazar al manifestarse frente al Palacio de Gobierno, durante la mañana de este lunes.

García Salazar reprochó que el secretario de gobierno, José Manzur Quiroga, se comprometió a mantenerse en contacto con los agraviados, a quienes calificó de dramáticos.

«Hoy traigo a mi padre enfermo, traigo a mis hijos, los saqué de la escuela, no me dejan otra alternativa que hacer un poco de drama entonces, hoy sí le voy a aceptar esa palabra, porque no es justo lo que me están haciendo» puntualizó.

Declaró que, pese a que en un principio mantuvo comunicación con las autoridades estatales para llegar a un acuerdo monetario, esto no fue posible debido a que la cantidad que él propuso «dijeron que era exagerada».

«No me queda de otra que hacer esto que estamos haciendo, no es justo, pero de alguna forma tengo que hacerme visible», manifestó el hombre.

Declaró que no dialogará con otra persona que no sea el gobernador del Estado, Eruviel Ávila Villegas, y que de ser necesario pernoctará frente al Palacio de Gobierno hasta que el ejecutivo estatal acepte dialogar con él.