MÉRIDA, Yuc., 25 de junio de 2020.- Los hospitales del Sector Salud estatal, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Yucatán, “ya están a su punto máximo”, con escasos espacios para hospitalización, sin medicamentos ni ventiladores, a causa del repunte de casos de Covid 19 registrados en las últimas tres semanas.

En entrevista con Quadratín, médicos y enfermeras de las áreas de urgencias y al cuidado de pacientes con Coronavirus, que laboran en instituciones como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del sector salud estatal (SSY) Mérida, revelaron que la situación actual del sistema de Salud “está a punto de colapsar”.

Una de ellas, trabajadora de terapia intensiva de la zona Covid 19 en la UMAE, indicó que los directores del Hospital General Regional Ignacio García Téllez (T1), Benito Juárez y la Unidad donde labora, “los directores están diciendo que ya no hay cupo”, por lo que solicitaron vía Whatsapp a los médicos de las Unidades Médicas Familiares (UMF) como Juan Pablo II, Fraccionamiento del Parque, Centro, 42 Sur, Ceiba, Kanasín y Umán, “que por favor retengan sus envíos porque no hay espacio, y es la verdad”.

La trabajadora del hospital de tercer nivel, ubicado en la colonia El Fenix de Mérida, declaró que desde que comenzaron los movimientos por el paso de la tormenta tropical Cristóbal por la península de Yucatán, la UMAE “está llenísima” y la situación va empeorando.

“En el piso normalmente había de ocho a diez pacientes, máximo 12, además no atendían personas intubadas, pero desde hace tres semanas habían ocho intubados y 10 no intubados, con un total de 18 pacientes”. La UMAE “que es lo máximo del IMSS para tratar el Covid en Yucatán”, cuenta con la capacidad de 20 camas de hospitalización en el piso de terapia intermedia.

Además tiene 13 camas de terapia intensiva, aunque actualmente se encuentran ocupadas, “solo si muere alguien entra alguien, es entrada por salida”. Para todas las camas, cuentan únicamente con 22 ventiladores, de los cuales 17 constantemente están en uso. La sobredemanda de medicamentos por la alta cantidad de pacientes graves e intubados también provocó que se agotaran las aminas que mantienen su presión arterial, los sedantes para que no despierten “a pelear con el ventilador”  causando la muerte de todos los pacientes conectados a un respirador mecánico hace tres semanas.

“Te estoy hablando de piso y no de terapia intensiva donde se mueren más seguido los pacientes, de los 18 que habían hospitalizados en piso fallecieron 11, ocho intubados y tres que no lo estaban”, refirió. Son tantos los pacientes que ya se encuentran en esta unidad, que en las últimas 24 horas el IMSS “abrió una sala más con capacidad para 20 camas”, que estará destinada para pacientes con sintomatología de Covid 19 pero que no tienen una prueba realizada o están en proceso de recibir sus resultados.

Hasta el pasado jueves, durante la actualización del semáforo estatal con relación a la pandemia de Covid 19, que se encuentra en color naranja, el secretario de Salud, Mauricio Sauri Vivas, dio a conocer que el porcentaje de ocupación de camas destinadas a cuidados intensivos permanece en el 20% con tendencia estable, mientras que el porcentaje de ocupación de camas de hospitalización total mostró una tendencia ascendente, pasando del 39 al 44% en una semana.

La entrevistada de la UMAE explicó que tras el masivo fallecimiento de pacientes registrado en esta unidad de tercer nivel, hace dos semanas la situación de los hospitalizados “se tranquilizó porque ya habían muerto todos”, pero durante la tercera semana de junio están resintiendo los efectos de la reapertura económica por la nueva normalidad, a la que llamó “nueva mortalidad”.

Confirmó que actualmente la UMAE tiene 20 pacientes en piso, de los cuales cuatro están intubados, mas 13 en terapia intensiva, “que están graves, utilizando muchos medicamentos”.

Pronosticó que en unos cuantos días se volverán a terminar las aminas, reflejándose en una nueva gran cantidad de fallecimientos. La escasez de espacios para atender a más pacientes con Coronavirus se replica en el hospital Benito Juárez, que tiene capacidad hasta para 40 pacientes, de los cuales 25 o 30 espacios son de terapia intensiva y cerca de 10 son de terapia intensiva, encontrándose  “a su límite de capacidad”.

El médico de cuidados intensivos mencionó que también “tienen una parte de urgencias, especial para ver a los pacientes Covid”, pero las camas “siempre están llenas”.  El entrevistado, que también trabaja en la T1, aseguró que el área de atención Covid 19 del hospital Ignacio García Téllez también tiene capacidad para recibir a “35 personas entre piso y terapia intensiva”.

Un familiar del mismo, que labora en el hospital del Sector Salud estatal, Agustín O’Horán, reveló que ahí “solo quedan cuatro ventiladores disponibles”. En cuanto al HRAE, una enfermera de piso Covid señaló que “estamos llenos”, atendiendo a 27 personas de las 35 que pueden recibir. “Solo nos sobran tres ventiladores ahorita por la cantidad de pacientes intubados”.

La SSY informó este miércoles que en las últimas 24 horas se detectaron 203 nuevos contagios de Coronavirus, de los cuales 159 fueron diagnosticados en la ciudad de Mérida, poniendo al sector salud de Yucatán al borde del colapso.