CIUDAD DE MÉXICO, 11 de febrero de 2019.- En México, en los últimos nueve años, al menos 152 sacerdotes han sido separados de su ministerio por la comisión de delitos relacionados con el abuso sexual de menores y mayores vulnerables, informó el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Rogelio Cabrera López.

En una conferencia de prensa en Monterrey, el arzobispo Cabrera indicó que la Iglesia en México no cuenta con estadísticas del número de víctimas, aunque la CEM ya trabaja en ello por solicitud del Papa Francisco.

“Muchos casos ya se atendieron, algunos sacerdotes delincuentes están en la cárcel, otros han sido ya suspendidos de su ministerio sacerdotal (…) algunos, por el tamaño de la culpa, han tenido que ir a la cárcel, algunos ya compurgaron la culpa y otros continúan haciéndolo”, mencionó, de acuerdo a lo que registró el semanario de la Arquidiócesis, Desde la Fe.

“En México no hay un centro de recopilación de información porque cada obispo es el que enfrenta estos problemas. Yo espero que muy pronto tengamos el conteo para hacérselo saber también a la sociedad, es deber nuestro decir cómo están las cosas en México”.

Toda la información en Quadratín México