GUADALAJARA, Jal., 11 de julio de 2018.- En el gimnasio del Reclusorio Preventivo de Puente Grande, Adrián “N”, señalado por el Gobierno Federal como presunto contador del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), se suicidó con unas cuerdas que ató a su cuello, por lo que la Fiscalía General del Estado de Jalisco ya inició las investigaciones.

Adrián “N”, de 43 años, fue localizado sin vida en el área del gimnasio de la Comisaría de Prisión Preventiva, con unas cuerdas atadas al cuello y uno de los extremos amarrado a una de las estructuras metálicas del techo.

Las primeras investigaciones de esa dependencia señalan que el ahora occiso había sido visitado horas antes por su esposa.

Para más de esta nota da clic aquí.