Hace 25 años, cuando Carlos Salinas propuso el TLC, ocurrió lo que hoy; legiones de idiotas acusaron al entonces presidente de traición a la patria. Satán se tragaría a las empresas mexicanas, decías.

Hoy, todos defienden en México el TLC y –paradojas del acierto–, el presidente Trump lo quiere destruir. ¿Quién se equivocó y quien tuvo razón?

Hace 18 años, cuando Ernesto Zedillo pactó con Clinton el salvamento de la economía mexicana, luego del “error de diciembre”, la misma legion de idiotas pidió su cabeza. Zedillo entregó el petroleo al imperio, dijeron.

El tiempo demostró que Zedillo hizo lo correcto y que fue uno de los grandes presidentes mexicanos. ¿Quién se equivocó y quien tuvo razón? Hace ocho años, cuando Felipe Calderón decretó la desaparición del SME –cuyo costo era insostenible–, la misma legión de idiotas crucificó al presidente y lo acusó de enemigo del pueblo. Hoy Calderón es otro de los grandes presidentes mexicanos, a pesar del cuento de “la guerra” contra el crimen. ¿Quién se equivocó y quien tuvo razón?

LEER MÁS: Quadratin Michoacan