VALLE DE CHALCO, Edomex., 03 de enero de 2019.- Justicia por el asesinato de la pequeña Camila, es lo que pide José Manuel Espinosa, padre de la menor víctima de violación y a quien privaron de la vida en este municipio el pasado 31 de diciembre.

Con el rostro triste, el padre de la menor agradeció tanto a las autoridades como a los medios y a la población en general el interés que le han puesto al caso, ya que con esto puede, dijo, podría resolverse más rápido.

Acompañados de familiares, amigos y vecinos, los padres de Camila le dieron el último adiós en el panteón municipal de Valle de Chalco, donde quedaron enterrados los restos de la menor.

En medio del sepelio, un rumor entre los asistentes señaló que el probable responsable, un vigilante de la unidad habitacional, se encontraba por el lugar, lo que desató la furia de los vecinos.

Más de un centenar de personas, entre vecinos y elementos de la Policía Municipal buscaron por las calles de la colonia Francisco Villa, por las azoteas y en algunos domicilios; sin embargo, el sujeto nunca apareció. Con apenas un sello en la puerta y una lona, cubriendo el lugar, era una caseta de vigilancia y sin custodia quedó el lugar donde abusaron sexualmente de Camila y donde la privaron de la vida, publicó Quadratín México.