VALLE DE CHALCO, Edoméx., 10 de noviembre de 2016.- Aunque el alcalde perredista de Valle de Chalco, Ramón Montalvo Hernández, reconoció que su acompañante Sandra Cruz Jiménez, si tenía un arma de fuego, está era de bajo calibre, permitido en los hogares y que jamás fue detenido, sino sólo presentado ante un juez calificador por una falta administrativa.

 

Montalvo Hernández estableció que la difusión de que fue detenido por escandalizar en la vía pública del municipio de Ixtapaluca, puede ser por motivos políticos, aunque no acusó a nadie en particular.

 

En Ixtapaluca gobierna antorcha campesina, grupo político adverso al PRD y de acuerdo a la información que ofreció él mismos alcalde, al lugar que se encontraba, llegaron unas siete patrullas municipales.

 

Sin embargo, dijo que se aclaró la situación del arma y que después regresó a su hogar; asimismo, destacó que su secretaria Sandra Cruz Jiménez, tampoco fue traslada a la Procuraduría General de la República (PGR), ya que el arma que tenía no era de alto calibre o de uso exclusivo del ejército mexicano.

 

Reconoció haberse encontrado la noche del lunes pasado en compañía de su secretaria, en el municipio de Ixtapaluca, que ingirió alguna bebida alcohólica y que por esa razón fue presentado ante el juez calificador, pero que nunca ocasionó desmanes como algunos medios publicaron.

 

Montalvo Hernández, de filiación perredista, gobierna por segunda ocasión el municipio de Valle de Chalco, fue diputado federal y sufrió un atentado que lo puso entre la vida y la muerte.

 

En ese primer atentado que casi le cuesta la vida, ocurrió el 8 de mayo de 2014, también había salido de la casa de Sandra Cruz Jiménez, cuando fue seguido por varios individuos que le dispararon en varias ocasiones, recibiendo unos tres impactos.

 

No lo remataron porque alcanzó a refugiarse en algún lugar de Valle de Chalco y empezaron a salir los vecinos, entonces era diputado federal y hasta la fecha la Procuraduría General de Justicia en el Estado de México no ha resuelto el caso.

 

Ramón Montalvo Hernández aseguró que ese atentado fue también por motivos políticos.