Ecatepec, Méx.- 8 de marzo 2020.- “La delincuencia salió de nuestros hogares y es ahí desde donde debemos atacar; por lo que no encontraremos la solución en la farmacia o en ningún otro lado”, destacó el dirigente de Redes Sociales Progresistas del Estado de México, Rafael Bucio Dromundo.
Durante la conmemoración del 8 de marzo, realizado en el deportivo de la colonia Ejidal Emiliano Zapata, el dirigente estatal señaló que el propósito es reconocer la importancia de la mujer en la sociedad y en la familia, “y más cuando se habla como si hubiera una lucha de género, entre hombres y mujeres…, por lo que apoyamos el discurso del presidente de México, en el sentido de que debe de haber mucha educación y comunicación familiar”.
Rafael Bucio señaló que el evento del Día Internacional de la Mujer, se realizó en varios municipios resaltando el reflejo de las vivencias de todas las mujeres en sus centros de trabajo y en sus casas, “todas estas vivencias, visitas y montajes que se realizarán se irán capturando, en su momento, en los programas y propuestas de gobierno, en caso de alcanzar el registro como partido político”.
En su intervención, la coordinadora municipal de esta organización, Yolanda Valdez Reyes, destacó que “No existe una guerra entre hombres y mujeres, quizá exista entre lo justo y lo injusto, entre lo positivo y lo negativo, entre lo material y lo espiritual, entre la cordura y la locura, pero no entre hombres y mujeres”.
Durante el evento, al cual asistieron también los coordinadores estatales Hugo Copado Cruz de Estructuras Municipales y Juan Morales Aceves de Estructuras Distritales, además de Paola Copado, coordinadora estatal de la Mujer; Valdez Reyes subrayó que todas las mujeres tienen a su lado a un hombre, sea su padre, hijo, hermano, esposo o amigo, que siempre está apoyando y comprometiéndose con la mujer; “permíteles demostrarte cuanto te valoran”, añadió.
Pronosticó que puede ser agotador y quizá tardado, pero se logrará si se lucha con pasión por esa vida que se desea, “nuestros críticos más fuertes somos nosotras mismas, quienes nos miramos al espejo y no nos gustamos y muchas veces nos consideramos menos: debemos aceptarnos con nuestros defectos y virtudes, subrayó.