AMLO teme a México Libre

**Necesario limpiar de maestros acosadores la UAEMéx**

**Feminicidios: problema que se debe evaluar en las urnas**

Si hay un político que le ha hecho ver su suerte al presidente Andrés Manuel López Obrador, es Felipe Calderón, quien le ganó la presidencia viniendo de atrás en las encuestas; el panista no se achicó cuando le generaron un gobierno alterno con Obrador, como presidente legítimo; le aguantó al paso los 6 años de resistencia, incluyendo el cierre de la Avenida Reforma en la Ciudad de México y su gira por todo el país.

Por esta razón, la consolidación de la organización México Libre como partido político, enfrentará todavía un panorama nada halagador al tener como enemigo al presidente de la República, pero el registro tiene dos vertientes, autorizar el registro al partido de Calderón y Margarita Zavala provocará tener una oposición real en el Congreso de la Unión, no autorizarlo, demostrará el temor que le tiene Obrador a esta pareja, ahí radica la disyuntiva.

Hasta el momento, México Libre ha cumplido con el primer paso, los requisitos que exige la ley han sido sustanciados ante el INE, enfrentaron de todo en el camino para consolidar sus asambleas, hicieron como se debe un mayor número por las que pudieran ser revocadas, registraron 70 mil firmas más de las 230 mil que pide la ley, todas con INE, foto y firma de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral para ser cotejadas con la base de datos; cuentas claras que esperan sean fiscalizadas con lupa.

Aseguran que el 70 por ciento de sus afiliados son personas que no han participado en otros partidos políticos, sino gente nueva que ve una opción real de oposición a un régimen que salió igual que los demás.

Sigue la etapa más difícil, obtener el registro, para iniciar la consolidación de su estructura con miras a la elección del 2021, en donde tienen un inconveniente, la ley no les permite hacer alianzas con otro partido político. Sin embargo, están preparando liderazgos con arraigo en sus municipios y regiones y un discurso de oposición real al gobierno de Obrador que ninguna fuerza política ha podido ocupar, por falta de calidad moral o por conveniencia para no confrontar al presidente.

Calderón ha sufrido los embates de los simpatizantes de Andrés Manuel, pero si alguien ha sido “el hijo desobediente” es él, por tanto, la campaña negra en su contra no es algo que le preocupe, sus culpabilidades han sido exhibidas hasta el cansancio y de ahí en adelante, no hay más que le puedan achacar.

Preocupado con la consolidación de México Libre, hay dos partidos, Morena y Acción Nacional, el primero porque siempre le causó problemas a Obrador y el segundo porque al conseguir el registro el partido de Calderón-Zavala los desfondará; muchos panistas se sumarán para buscar espacios que los lleven al poder, comparten origen ideológico y causas en común.

La Mayoría Silenciosa tendrá en sus manos una opción más a las múltiples que se han sumado en los últimos meses, nuestra búsqueda seguirá hasta conseguir un gobierno diferente, que verdaderamente se preocupe por las necesidades y resuelva los problemas que nos aquejan, no queremos llegar a los extremos de nuestros hermanos de Centroamérica, quienes cada vez tienen más la necesidad de migrar de sus lugares de origen para huir la inseguridad, pobreza y falta de oportunidades. Pero esa perspectiva la analizaremos en otro espacio.

En la UAEMéx

Los problemas de acoso en la Universidad Autónoma del Estado de México, deben ser atendidos de manera íntegra por las autoridades universitarias, la valentía de las alumnas para salir a denunciar con nombre y apellido a los maestros debe tener repercusiones inmediatas, antes de que el problema le explote en las manos al rector, Alfredo Barrera.

Se pueden cometer errores, pero es necesario limpiar la plantilla de profesores que han sido señalados por acosar o abusar de su posición con las jóvenes, esto con la finalidad de dar confianza a las alumnas, tomando en cuenta que a esa edad se requiere de mucho apoyo y valentía para salir a dar la cara en un tema tan delicado.

En México

El Movimiento #ElNueveNingunaSeMueve ha sido acusado de tener tintes políticos, lo cierto es que ha llegado la hora de cambiar el discurso ante ese tipo de señalamientos, porque esa es la razón de ser de los partidos políticos y de nuestros gobernantes, representar a los ciudadanos, resolver sus problemas y ayudar a solventar sus necesidades.

Los partidos, los políticos y nuestros gobernantes deben ayudar a ser facilitadores para que La Mayoría Silenciosa salga a reclamar la solución de los problemas que nos aquejan, máxime cuando han crecido tanto sin que las autoridades competentes avancen en la solución. Su ayuda, pero sobre todo sus resultados deben ser evaluados antes de votar en las urnas.