TOLUCA, Edoméx., 22 de noviembre del 2016.- Ante la inminente designación de la o el Titular de la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción por parte del Senado, la Procuraduría General de la República tiene todo preparado y en orden para poner, de inmediato, a disposición de dicha unidad administrativa y de quien la encabece, la totalidad de los recursos que necesita para ejercer, con plena autonomía, sus facultades constitucionales.

Una vez que la o el Fiscal sea designado por el Senado de la República, la Fiscalía Especializada estará en condiciones de conocer, investigar y perseguir delitos cometidos por funcionarios públicos por hechos de corrupción.

Se ha dispuesto que todas las unidades administrativas que actualmente llevan las investigaciones y asuntos relacionados con los delitos antes referidos, entreguen a dicha Fiscalía los expedientes y la documentación correspondientes, así como un informe sobre el estado que guardan todos y cada uno de ellos, de tal forma que la o el nuevo Fiscal defina, con plena autonomía, el curso que deberán seguir conforme al marco jurídico aplicable.

La PGR asignará los ministerios públicos e investigadores que la Fiscalía Especializada requiera y dará el apoyo que necesite de los servicios periciales, respetando, en todo momento, la facultad de la o el Titular de la Fiscalía para nombrar y, en su caso, remover, al personal a su cargo.

La PGR reitera su compromiso de brindar a la nueva Fiscalía Especializada los recursos materiales y financieros que sean necesarios para que pueda ejercer, sin obstáculos, sus funciones. Entre tales recursos, destacan la asignación de lo que será su edificio sede, que contará con todo lo necesario para que pueda, de inmediato, atender y resolver los casos que, por mandato constitucional y legal, le corresponde conocer.

Cabe señalar que, a pesar de los ajustes que se han llevado a cabo en los últimos meses dentro de la PGR, por disciplina presupuestaria, y debido a la relevancia de las funciones de la nueva Fiscalía, se ha hecho un gran esfuerzo para garantizarle los recursos económicos necesarios, con el fin de que cumpla eficazmente con su mandato.