TOLUCA, Edomex., 26 de febrero de 2019.- En la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, se mira un número anormal de personas en buscan ser atendidas para resolver sus casos, llegaron familiares de víctimas y huérfanos de feminicidios en la entidad, acompañadas de la activista Frida Guerrera.

La idea, invitar al fiscal Alejandro Gómez Sánchez a conocer y escuchar cada una de las tragedias para evidenciar los errores, así como omisiones del personal que lleva los procesos, “quizás no sepa que existe el problema”.

Zenaida, madre de Linda Esmeralda, asesinada el 17 de agosto de 2014, narró que además de sufrir el feminicidio de su hija, el responsable dejó con secuelas a su nieta de apenas un año y medio de edad, quien podría perder un ojo si no es operada.

Por más de 50 meses ha pedido que se haga la detención del responsable, quien era su pareja sentimental; sin embargo, no ha ocurrido, “se muere uno en vida, no quiero que nuestro caso se quede impune, si no fuera por la niña, no podría seguir”, relata.

María Alejandra, hermana de Marta Isabel, fue atacada a balazos cuando caminaba en calles de Nezahualcóyotl, cuenta que sus sobrinos sufrieron de amenazas y han tenido que huir del país por temor, “ellos tuvieron que irse para no volver”, reprocha.

Esa misma exigencia la realizan otras 18 familias del Valle de México que viajaron a Toluca para encontrar justicia, en la explanada todos esperan en colectivo la misma respuesta y erradicar la violencia en la entidad.