TOLUCA, Edomex., 22 de abril de 2019.-“Está sonando su teléfono”, dice preocupada una vecina, mientras observa el cuerpo sin vida de un hombre que quedó a unos metros de su casa, autoridades levantaron 16 elementos balísticos en la escena del crimen en la colonia Ocho Cedro.

“Lo venían siguiendo, porque no es de aquí”, añade otra persona entre la gente que observa desde un callejón que da a la Calzada al Pacífico, una de las versiones refiere que mientras caminaba un joven lo alcanzó y le disparó, tras caer lo remató en el piso, incluso usó armas distintas.

Los peritos piden a policías retirar a quienes sacan fotografías para identificar o documentar el homicidio de un individuo de unos 35 años de edad, de tez morena y barba sin afeitar, yace boca abajo, junto a su cabeza quedó una gorra negra, en el lugar son colocados 26 indicios.

Personal de la Fiscalía mexiquense labora, mientras un celular que llevaba la víctima sigue recibiendo llamadas, los agentes ministeriales observan si en el lugar existen cámaras de seguridad, además, entrevistan a inquilinos del lugar que quieran dar pistas para dar con los responsables.

Este es el asesinato más reciente que registra la capital mexiquense, ocurrido a las 9:30 horas de este lunes, en la calle Laguna de Tlachaloya y se suma a los otros siete crímenes que se han cometido durante este mes que engrosan la lista de este delito que va en aumento en Toluca.

«Retírese señora, no puede tomar fotos, lo conoce o la llevamos a declarar», advierte un agente, mientras siguen laborando peritos; el cadáver fue levantado con identidad desconocida, según confirmó una fuente oficial.