XONACATLÁN, Edoméx., 12 de octubre del 2016.- Debido a los fuertes golpes recibidos en diferentes partes del cuerpo, uno de los tres presuntos delincuentes amagados por pobladores de este municipio perdió la vida en el hospital Adolfo López Mateos. La madrugada de ayer,

tres hombres fueron rescatados por elementos de la policía municipal, minutos después de haber golpeado a dos menores de edad en las calles de Hidalgo y Francisco I Madero, por lo que fueron alcanzados en el barrio el Capulín ubicado en el poblado de Villa Cuauhtémoc en el municipio de Otzolotepec.

Este zafarrancho se registró alrededor de las 23:00 horas de ayer, al momento en que cuatro menores de edad salían de un templo religioso, dos de ellas mujeres, quienes se dirigían a su domicilio, cuando fueron interceptados por un carro Nissan Tsuru de color blanco sin placas de circulación.

De acuerdo con información proporcionada por elementos de la Policía de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES) y municipal, las dos adolescentes lograron escapar de sus agresores para pedir auxilio, aunque los otros dos jóvenes fueron golpeados por tres sujetos. Esta situación provocó que decenas de vecinos salieran armados con palos, piedras y hasta extintores, iniciando una persecución que se prolongó hasta un poblado de Villa Victoria en donde los golpearon hasta que arribaron los uniformados que lograron rescatarlos.

Tanto los agresores como los menores de edad lesionados, fueron trasladados por paramédicos de Protección Civil de Xonacatlán al hospital Adolfo López Mateos de Toluca, en donde uno de los presuntos delincuentes falleció a consecuencia de los fuertes golpes.

Mientras, en la explanada de la presidencia municipal de Xonacatlán, unos 300 vecinos se reunieron con el alcalde Carlos González González, para después trasladarse a bordo de varias patrullas y un autobús turístico a la agencia del ministerio público del municipio de Lerma.

En dicha agencia del ministerio se les informó que los supuestos responsables ya habían sido presentados ante la autoridad correspondiente quien dio inicio a la carpeta de investigación, pero por las condiciones de salud en que habían sido presentado, fue necesario trasladarlos al hospital Adolfo López Mateos bajo custodia.

Hasta el cierre de esta edición no se ha emitido alguna postura oficial, mientras que los vecinos arguyen hartazgo ante el alto número de inseguridad, y en especial por las constantes agresiones a mujeres de ese municipio.