SAN SALVADOR ATENCO, Edoméx. 8 de noviembre del 2016.- La  Caravana de la Resistencia en Defensa de la Vida y la Madre Tierra llegaron al pueblo de San Salvador Atenco, al pueblo que se resistió hace más de 10 años el embate del gobierno federal que quería imponer el aeropuerto internacional de la ciudad de México.

Hoy las condiciones son diferentes, el mismo gobierno federal compró las tierras a los campesinos de Atenco con el pretexto de una reserva ecológica.

Ahora, las obras del aeropuerto están en camino y las tierras empiezan a ser desbastadas.

La Caravana y los campesinos del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco hicieron un llamado a las organizaciones del país y a los pueblos que sufren del despojo de la tierra.

José Santos Barraza Valenzuela, representante Indigena Yoreme-Mayo de Sinaloa, dijo que los pueblos sufren despojos de sus tierras, tal es el caso de San Salvador Atenco.

América del Valle, dirigente del FPDT sostuvo que se puede lograr construir resistencias y una lucha que sea capaz de echar abajo decisiones e imposiciones de unos cuantos que llegan a afectar a miles, como la edificación del NAICM.

A San Salvador Atenco llegaron los integrantes de la Caravana compuesta por indígenas Yoremes-Mayos de Sinaloa, del Consejo Indigena Xijarica, de Comunidades indígenas de Michoacán, de la Agrupación Un Salto de la Vida de Jalisco y de Chiapas, quienes recorrieron por la mañana los campos de Atenco.

Asimismo, realizaron ceremonias antiguas en honor a la madre tierra.

En el cerro de Tepezingo, llevaron a cabo una asamblea donde acordaron la formación de un frente común y la difusión de las luchas de resistencia de cada región del país representadas en la Caravana.