TEJUPILCO, Edomex., 9 de febrero de 2019.- El presidente Andrés Manuel López deploró la costumbre de realizar obras públicas sin planeación y por complacer a un funcionario de alto rango.
Recordó que el viernes recorrió la Carretera Federal 134, que comunica a Ciudad Altamirano a Toluca, llamó en la Secretaría de Comunicaciones y Transporte al encargado de la conservación de caminos, para decirle; “Oye, no tengo avión ni helicóptero, ando a ras de tierra como la gente. Está muy mal este camino’”, relata el presidente.
El titular de esa dependencia es Salvador Fernández Ayala.
“Me dijo sí, señor presidente, ya tenemos un plan de conservación del camino desde Altamirano a Toluca”, expuso en Tejupilco, por donde atraviesa la carretera 134.
Comentó que este sábado volvió a utilizar la misma carretera para ir hacia Tejupilco, donde encabezó un acto protocolario. “De regreso ya me encuentro una cuadrilla echando chapopote, tapando los baches. La verdad, la verdad, me dio pena, porque es la mala costumbre (de hacer arreglos) porque saben que va a llegar el presidente”, explicó el titular del Ejecutivo ante miles de estudiantes de la región.
Posteriormente recordó la película ‘Calzonzin Inspector’, que expone la costumbre de la burocracia de quedar bien con el superior.

“Eso ya no. Lo estoy diciendo aquí porque nos están viendo seguramente en otras partes, se va a transmitir este acto, para que ningún funcionario simule, que no se le engañe al pueblo. Y sí, vamos a darle mantenimiento a la carretera”, enfatizó el presidente desde Tejupilco.