17 de enero de 2020, Ciudad de México-. La jugadora mexicana Luisa Wilson regresó hoy de Lausana, Suiza, donde consiguió la medalla de oro en el hockey sobre hielo mixto 3×3 de los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno; fue recibida con aplausos por su familia, amigos y algunos turistas en el Aeropuerto de la Ciudad de México.

En la terminal aérea hubo algunas porras para Luisa y varias personas se tomaron fotografías con ella. 

Luisa es la figura de la semana, ya que se ayer se convirtió en el primer atleta medallista olímpico de México en la historia de los deportes invernales. También retornó parte de la delegación nacional que estuvo en territorio suizo.

El equipo amarillo donde actuó Wilson, estuvo integrado también por una jugadora de España, Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Noruega, Austria, Nueva Zelanda, Suiza y República Checa. 

El objetivo de estos nuevos equipos es unir a los países que no son potencia bajo la bandera olímpica (COI), al que que se le suma los metales ganados en el medallero. 

“Fue muy difícil al principio porque el equipo tenía diferentes niveles al ser jugadoras de países diferentes, tuvimos que aprender a jugar en conjunto, lograr nivel máximo”, señaló Wilson, quien desde los tres años se dedica a este deporte.

De apenas 16 años de edad, Wilson indicó que “he puesto el ejemplo de que se pueden lograr grandes cosas, sobre todo a las personas que quieren jugar o les encanta el hockey”.

Aseguró que en México se puede llegar lejos, “muy arriba siempre y cuando haya más personas jugando y de esa forma hacer un equipo bastante fuerte. “Voy a intentar todo para ayudar al hockey en México”.

Además de Wilson, la delegación mexicana en Lausana 2020 estuvo formada por Ximena González, Alexander Daniel Valencia, Diego Rodríguez, Alejandro Fermín y Melanie Hernández, en hockey sobre hielo, además de Daniela Payen en esquí alpino.