TOLUCA, Edomex., 6 de marzo de 2019.- Con un llamado a la reconciliación con Dios y el prójimo, el obispo Monseñor Francisco Javier Chavolla Ramos, ofreció la misa de acción de gracias con motivo del Miércoles de Ceniza, celebración que marca el inicio de la cuaresma, de acuerdo a la iglesia católica.

Una gran afluencia presentó la catedral de la capital mexiquense por quienes asistieron a tomar ceniza y escuchar el mensaje que además, invitó a hacer consciencia de que los hombres son finitos, de ahí la tradicional frase, recuerda que eres polvo y en polvo te convertirás al marcar la cruz en la frente.

“Tres significados tiene la ceniza, primero nos recuerda que somos caducos, que no somos en este mundo seres eternos, que un día nos vamos a topar con la muerte, …y estaremos en espera de la resurrección espiritual; segundo, la ceniza nos recuerda la conversión como signo de arrepentimiento… y tercero es la puerta que nos conduce la cuaresma“, dijo el obispo.

Para la feligrés Emilia Villavicencio Estrada, quien año con año asiste a esta celebración, el miércoles de ceniza significa estar en paz con Dios, “porque con tantas cosas que están pasando en mi país debemos estar en paz con él para que nos dé tranquilidad y estemos más unidos como familia y seres humanos, que en muchas ocasiones nos hace falta tantita humanidad y sentimientos nobles para ayudar a los otros”, expresó.