CIUDAD DE MÉXICO, 26 de abril de 2017.-  El dos veces ganador del Oscar como mejor director Jonathan Demme murió a los 73 años en Nueva York a causa de un cáncer de esófago.

El director de el Silencio de los Inocentes y Filadelfia, originario de Nueva York, filmó en 1974 su primera película La cárcel caliente, y tras su debut como realizador se desempeñó como productor y guionista, además fue fundador de la casa productora Clínica Estético.

En su carrera como director estuvo al frente de 27 filmes de ficción y documentales.

Stop Making Sense, filmado en 1984 en un concierto de la extinta banda liderada por David Byrne, Talking Heads, es considerado como uno de los mejores documentales en la historia de rock.