TEXCOCO, EDOMEX.  2 de noviembre del 2016.- El Centro Cultural Regional de Texcoco, también conocido como casa del Constituyente, se convirtió en un lugar de expresiones políticas y sociales a través de 10 ofrendas expuestas por escuelas y agrupaciones que ganaron concursos en este municipio.

Cada año, este centro cultural organiza el concurso de ofrendas, abierto al público, pero en donde las escuelas de nivel superior de la localidad participan, en un intento por rescatar una tradición, que viene desde la época prehispánica y se conjunto con la cultura española para traer hasta nuestros días las tradicionales ofrendas del día de muertos.

Pero en esta ocasión, además del rescate de la tradición, las ofrendas tuvieron una dedicatoria de los diferentes temas que a los jóvenes les interesa abordar, y que tiene que ver con la historia del país.

De esta forma observamos dos ofrendas dedicadas a los muertos del 68, en donde escenificaron la ciudadela, así como al expresidente de México Gustavo Díaz Ordaz, perseguido por las almas de los jóvenes víctimas durante su régimen de gobierno, aunque coronado por los aros de las olimpiadas que en ese año se celebraron en el país.

Otra de las ofrendas está dedicada a las mujeres asesinadas, destacando «las muertas de Juárez y las del Estado de México», en donde no se han podido frenar los feminicidios.

Hay una ofrenda dedicada a Luis Donaldo Colosio, con una caricatura de expresidente Carlos Salinas de Gortari, sonriendo malévolo.

Colocaron una ofrenda dedicada a al expresidente Ernesto Cedillo Ponce de León con su bandera del comercio internacional, en donde no se ven los beneficios para los mexicanos. Está la ofrenda dedicada a Felipe Calderón y su fallida guerra contra el narcotráfico.

En otra ofrenda, se aprecian fotografías de periodistas asesinados y agredidos, para representar la muerte de la libertad de expresión y los actos represivos contra los reporteros.

Texcoco se ha llenado de múltiples expresiones este día de muertos, con ofrendas en diferentes puntos como el jardín municipal, la estación del tren, el Faro, pero las ofrendas de la casa del Constituyente, ofrecen temas sociales que nos hacen reflexionar sobre lo que enfrentamos en la vida diaria.