Edomex, 13 de septiembre de 2020.- Casi dos años después de la notificación de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Mujeres Víctimas de Tortura Sexual en Atenco, la investigación penal sigue fragmentada debido a la negativa de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) de aceptar la atracción del caso al fuero federal. 

El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C. informó que, el 8 de julio las mujeres promovieron un juicio de amparo contra la FGJEM, exigiendo que la investigación sea unificada en la FGR, al tratarse de un operativo policial conjunto federal-estatal en el que agentes de ambos fueros colaboraron en la comisión de tortura contra las mujeres.

«Las mujeres sufrieron delitos a manos de agentes federales y estatales; la violencia sexual sufrida por las 11 mujeres no fue aislada, sino que se enmarca dentro de un patrón que se dio a lo largo de todo el operativo”. 

El juicio de amparo fue admitido por el Juzgado Séptimo de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales con sede en Toluca, quien celebró la audiencia correspondiente el 3 de septiembre de 2020.

Así, dicha autoridad tendrá la oportunidad de hacer valer el derecho de las mujeres de acceder a la justicia confirmando que la investigación deberá unificarse en el fuero federal. 

Pidieron que el Estado tome todas las medidas necesarias para avanzar hacia su obligación de investigar, juzgar y sancionar a todas las personas responsables de los hechos, tal como indica la sentencia “en un plazo razonable y por medio de funcionarios capacitados en atención a víctimas de discriminación y violencia por razón de género, continuar e iniciar las investigaciones amplias, sistemáticas y minuciosas que sean necesarias para determinar, juzgar, y, en su caso, sancionar a los responsables” de este caso.