CIUDAD DE MÉXICO, 10 de abril de 2019.- Independientemente de que los contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) están siendo sujetos a investigación, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú aseguró que su cancelación se debió al costo beneficio y por la falta de planeación del proyecto.

El funcionario federal aclaró que no se tomó la decisión de cancelar el megaproyecto aeroportuario con base en hechos probables de corrupción o de mal uso de los recursos, sino en función del carácter técnico que encontraron en donde las soluciones a los problemas eran carísimas, independientemente del costo de cancelar dos terminales aéreas.

En comparecencia ante la Comisión del ramo del Senado de la República, señaló que el proyecto del Aeropuerto de Texcoco en ningún momento fue parte del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, ni apareció en el Programa de Infraestructura 2014-2018 de la SCT.

“No se incorpora el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México en este programa, ya que este proyecto se encuentra en evaluación y en caso de que sea factible su realización el monto de inversión estimado sería alrededor de 120 mil millones de pesos en recursos públicos y privados”, citó textualmente. 

Aquí sigue lectura de esta información.