TOLUCA, Edomex., 18 de febrero de 2019.- Durante el 2018, los mexiquenses denunciaron 125 mil 231 robos en diversas modalidades y aunque fueron cerca de 10 mil casos menos que en 2017, sigue siendo un problema de dimensiones significativas.

Particularmente inquietante resulta cuando la inseguridad hace presa a los mexiquenses y no mexiquenses que transitan por caminos y carreteras que atraviesan la entidad, ya sean de responsabilidad Federal o Estatal, porque la actividad económica y turística que suele aprovechar la conectividad y movilidad que caracteriza al potencial de este estado, se ve amenazada.

De acuerdo con la Junta de Caminos estatal (JCEM), por el estado cruzan un total de 29 autopistas federales y 10 del orden estatal, éstas últimas con más de cuatro mil 300 kilómetros de extensión, más las carreteras libres de peaje.

Según datos oficiales de la Policía Federal (PF), las carreteras de cuota donde se cometieron más asaltos durante el último año, fueron la México-Querétaro, México- Pachuca, a la altura de Ecatepec, y la México-Puebla.