CANCÚN, QRoo, 7 de octubre de 2020.- La presidenta de Benito Juárez, Mara Lezama agradeció el respaldo del Gobierno de México y reportó que se registró saldo blanco tras el paso del huracán Delta.

Reconoció el compromiso de los ciudadanos que siguieron las medidas y protocolos establecidos para salvaguardar su integridad física.

Durante una conferencia de prensa, que se ofreció en el Salón Presidentes, estuvo acompañada del Secretario de Marina, Almirante José Rafael Ojeda Durán; la Coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, entre otras personalidades.

En el evento, realizó la clausura del Centro Estatal y Municipal de Emergencias.

La Coordinadora Nacional de Protección Civil indicó que el gobierno federal apoyó, a través de 13 dependencias, los trabajos para atender la emergencia climatológica.

En este marco, dio a conocer que las afectaciones registradas en su mayoría fueron desgajamientos y caída de árboles, además de que 67 zonas del municipio se quedaron sin energía eléctrica, pero aseguró que en el transcurso del día se han estado restableciebdo en diversas colonias.

Para los operativos en la ciudad se desplegaron mil 981 elementos del Ayuntamiento, la Guardia Nacional, Marina, Cruz Roja y Protección Civil.

Cabe destacar que durante el paso del huracán los circuitos de alumbrado público presentaron un 20% de afectación y se registraba una recuperación de 95 por ciento.

Mara Lezama reconoció el apoyo de los elementos de los tres órdenes de gobierno que dispusieron todo su esfuerzo para acudir al auxilio de los benitojuarenses ante el impacto del fenómeno hidrometeorológico.

“Allá afuera todos somos un equipo: gobierno y pueblo, hombres y mujeres, incluso niños, todos colaborando mano con mano, hombro con hombro para la pronta recuperación de nuestro municipio”, afirmó.

Al dirigirse a los miles de cancunenses que, con las mangas arremangadas, salieron a las calles para apoyarse de forma solidaria y solucionar algunas afectaciones ocasionadas por el huracán Delta, afirmó que toda la ciudadanía sin ningún tipo de distinción económica, política o cultural, están dispuestos a sacar su ciudad lo antes posible.

“El miércoles 7 de octubre de 2020 tendrá que escribirse con letras de oro, porque Delta nos está permitiendo demostrar que somos un pueblo de escasos 50 años, pero con una fraternidad sólida”, dijo.

Precisó que: “Como ocurrió con Gilberto, en 1988; como sucedió con Wilma, en 2005, y como ha sucedido con muchos otros motivos, otra vez los cancunenses le estamos demostrando al mundo que para derrotar al gigante hace falta mucho”.