IXTAPALUCA, Edoméx.- 5 de noviembre de 2016.- El 47% del transporte público que circula en la zona oriente del Estado de México, ya debe de dejar de prestar el servicio, pues es chatarra, consideró Araceli Cruz Montalvo, directora de la Secretaria de Movilidad en la Zona IV que abarca 18 municipios mexiquenses.

 

Destacó que para lograr sancionar y revisar las unidades que circulan por los municipios de Nezahualcóyotl, La Paz, Chimalhuacán Chicoloapan, Ixtapaluca; así como de la zona de los volcanes como son Chalco, Valle de Chalco, Tlalmanalco, Cocotitlán, Tenango del Aire, Tepetlixpa, Ozumba, Amecameca, entre otros, se aplican los programas de revisión de cada una de las concesiones.

 

“En días pasados se denunció que el conductor de la línea Transportes Unidos Express de Oriente 28-01 golpeó a un usuario al reclamarle que no hablara por celular cuando conducía, por lo que la Secretaria de Movilidad lleva a cabo una revisión en cada una de las unidades que conforman esa empresa, hasta el momento le ha sido retirada la licencia de conducir y hay una queja administrativa”, afirmó.

funcionaria

De las casi 15 mil 900 unidades que prestan el servicio de pasajeros en el oriente del estado se encuentran en mal estado y deben ser revocadas, por lo que a partir del 1 de enero del próximo año deberán cambiar esas unidades que cuentan con más de 10 años de prestar el servicio.

 

En lo que va del año se han recibido mil 183 quejas de las cuales 785 han sido atendidas, 398 están en proceso y les ha sido retirada su licencia a 7 conductores por mal servicio a los pasajeros, “en el estado de México no se permitirán abusos contra los usuarios, así como se aplicarán multas a los conductores que incrementen el precio del pasaje”, reiteró.

 

Para el cambio de unidades la autoridad competente habrá de aplicar programas y acciones encaminadas a brindar el apoyo necesario a los concesionarios a fin de que realizar el cambio; también se ha avanzado en la colocación de videocámaras al interior de las unidades, con el objetivo de evitar más asaltos o anomalías al interior de las unidades del transporte público de pasajeros, finalizó.