Toluca, Edomex, 12 de enero de 2020.- Las nuevas disposiciones en materia fiscal que implementó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no reflejan la sensibilidad y el apoyo que la economía nacional y el sector privado requiere, luego de un 2019 complejo con nulo crecimiento económico, así lo refirió Gilberto Sauza Martínez, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem). 

Añadió que ante dicho panorama se esperaba un mensaje más solidario y promotor de la llegada de nuevas inversiones, “al parecer con lo que nos despertamos en este 2020, es con una legislación fiscal mucho más complicada para todos aquellos que pretendan emprender y para todos aquellos que día a día sacrificamos o ponemos en riego nuestro patrimonio… entendiéndola como un terrorismo fiscal”, expresó. 

En casos contables de las unidades económicas, dijo, será más caro tener un error u omisión en el cálculo del impuesto, porque puede llevar a pagar penalizaciones que, en México, son intereses, recargos o multas y pueden representar de 150% a 200% de la contribución o del impuesto omitido.

Por lo que precisó, lo deseado es que las autoridades hacendarias, mínimo se tomen el tiempo y recurso para capacitar y certificar  a quienes estarán a cargo de la aplicación de estas nuevas disposiciones, pues de otra manera las repercusiones serían lamentables.

Añadió que las nuevas disposiciones dejan nuevamente de lado el gran problema que es la informalidad, “seguimos pagando más y siendo más revisados los mismos, sean pequeños contribuyentes o grandes trasnacionales dándole vueltas al mismo problema y sin soluciones reales de largo plazo”, finalizó.