CUAUTITLÁN IZCALLI, Edomex., a 22 de septiembre del 2016.- La Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) reinició trabajos para terminar el colector del Lago de Guadalupe, inconcluso desde hace dos décadas.
Dicho colector fue proyectado para evitar el ingreso de aguas negras al Lago de Guadalupe, provenientes de Isidro Fabela, Nicolás Romero, Atizapán y Cuautitlán Izcalli, con lo que sería rescatado el cuerpo de agua.

 

Desde la década de los 90’s fue construido un tramo del colector y en el 2008 fue edificado otro tramo, aunque hasta el momento no están conectados ni en operación.

 

En días pasados Jorge Tello García, residente de obra de Cuautitlán Poniente de la CAEM, informó a autoridades izcallenses sobre el proyecto integral de saneamiento de la ribera de la presa de Guadalupe, el cual “busca mejorar la biodiversidad de esta región en beneficio de los habitantes de los municipios de Cuautitlán Izcalli, Nicolás Romero y Atizapán”.

 

Afirmó que las obras iniciaron en el 2008 y la edificación del colector no afectará flora y fauna del lugar, además de que evitará al máximo las molestias a los pobladores.

 

Dijo que conectarán los colectores sur y norte, que formaran un cinturón alrededor del lago de Guadalupe y evitarán que las aguas negras ingresen a la presa.

 

Mencionó que el colector tendrá capacidad para trasladar 400 litros por segundo de aguas residuales a la planta de tratamiento que se construye en el sitio, obra que inició hace un mes y continuará hasta diciembre próximo.

 

Rubén Reyes, secretario del ayuntamiento de Cuautitlán Izcalli, dijo que el gobierno municipal difundirá los beneficios de la obra entre la ciudadanía, sobre todo de aquellas comunidades aledañas al Lago de Guadalupe.