Cuautitlán, Estado de México, a 11 de abril de 2020.-Dentro de las acciones implementadas ante la pandemia de COVID-19, la Secretaría de Seguridad (SS) a través de la Subsecretaría de Control Penitenciario informa que se han suspendido temporalmente las visitas familiares en el Centro Penitenciario de Reinserción Social (CPRS) de Cuautitlán, luego de que un custodio y al menos 23 Personas Privadas de la Libertad (PPL) han mostrado síntomas de enfermedad, por lo que se activó el protocolo de seguridad por riesgo de contagio, aislando de inmediato a las personas de la población.

Desde el pasado 9 de abril del año en curso, se han instrumentado todas las medidas de prevención en los CPRS mexiquenses, principalmente el de esta municipalidad, en donde la Subsecretaría ha decidido aplicar métodos restrictivos como la cancelación de visitas familiares, a fin de evitar propagar las sintomatologías que presentaron algunas PPL, como temperatura, molestias en la garganta y dolor de cabeza. Dichos casos son atendidos por la especialista epidemióloga encargada del área médica en dicho Centro, quien de inmediato activó el Protocolo General de Caso Sospechoso o Confirmado de COVID-19, por lo que aisló a los internos en el área destinada para dicho efecto y solicitó la aplicación de las pruebas correspondientes.

Así mismo, uno de los custodios que se presentó a laborar, al pasar por el cerco sanitario fue detectado con temperatura, mencionando que sufría dolor de cabeza y pecho, por lo que le fue restringido su acceso a fin de que recibiera atención médica inmediata; cabe hacer mención que Alejandro “N” informó que el pasado 31 de marzo, estuvo de guardia en el Hospital General Vicente Villada, en donde tuvo a su cargo la vigilancia de una PPL, nosocomio en donde al parecer hay casos sospechosos por COVID-19.

Al interior de este Centro Penitenciario se sanitizaron nuevamente los espacios en donde las PPL que se encuentran separadas, tuvieron contacto, para evitar contagios, en caso de que se confirme infección por COVID-19; los internos serán trasladados al Penal de Neza-Norte que está habilitado como Hospital Penitenciario para hacer frente a la pandemia y que tiene la posibilidad de albergar hasta 200 internos.

En este sentido, la Subsecretaría ha impulsado el traslado de PPL a fin de despresurizar el Centro Penitenciario de Cuautitlán, ya que se mantiene como el mayor hacinamiento al registrar sobrepoblación del 350 por ciento.

La SS reitera su compromiso por continuar con el desarrollo del protocolo de seguridad establecido en su “Orden General de Operaciones para Prevenir el Contagio de COVID-19 en las Cárceles Mexiquenses”, que está alineado a la estrategia dispuesta por las directrices nacionales y las mejores prácticas internacionales, así como a los Estándares Avanzados de Naciones Unidas para el Sistema Penitenciario Mexicano, principalmente de los Estándares Especiales UNAPS COVID-19, para garantizar la salud, derechos y disciplina al interior de los Centros Penitenciarios, y optimizar los recursos materiales y humanos, para adquirir material clínico y sanitario necesario para hacer frente a casos de contagio, como cubre bocas, gel antibacterial, guantes, cofias y termómetros.

Adicionalmente en acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) se suspendió de forma temporal las visitas, pero se extendieron los horarios para que las PPL reciban enseres de uso personal y que las llamadas no mayores a cinco minutos sean gratuitas los fines de semana, en tanto se reestablece la visita familiar.

Se hace un llamado de comprensión y solidaridad a las familias de las Personas Privadas de su Libertad, para evitar que esta crisis sanitaria se agrave, pues solo de forma unida y con estrecha cooperación podremos salir adelante en esta contingencia.

La Secretaría de Seguridad le recuerda que los teléfonos 089 Denuncia Anónima y 9-1-1 Número de Emergencias, trabajan las 24 horas del día. Puede contactarnos a través de las redes sociales: Facebook @SS.Edomx y Twitter @SS_Edomex.