TOLUCA, Edoméx., 6 de diciembre del 2016.- El martirio que ha vivido Raquel Bucio Chacón y su familia a poco más de dos meses de haber sido atropellada a las afueras de la Procuraduría de Justicia del Estado de México, por una funcionaria de esta institución, cambió su vida cotidiana de manera radical, y hoy en día, exige justicia tras los hechos ocurridos el 23 de septiembre pasado.

En entrevista vía telefónica con el señor Raúl Zavala García, esposo de Raquel, informó que hasta la fecha la funcionaria que se vio involucrada en el percance suscitado en la calle Jaime Nuno, entre Morelos e Hidalgo, no se ha responsabilizado por los gastos médicos de su esposa.

El suplicio que atraviesa la pareja, los obligó a pedir ayuda en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), en donde de acuerdo con Raúl Zavala, no han obtenido una respuesta favorable.

De acuerdo con Zavala García, la única respuesta por parte de la PGJEM dan a la CODHEM es “que son lesiones que sanaron en quince días, y que no tiene mayor trascendencia”.

El hombre detalló que en múltiples ocasiones han sido “plantados” por el subdirector de Siniestros Automóviles México de la empresa aseguradora “Afirme Seguros”, Rajid Samuel Mena Mena, quien supuestamente sería el encargado de conciliar con la parte afectada.

Raúl Zavala mencionó que en innumerables ocasiones han regresado a Zitácuaro, Michoacán, actual lugar en el que radica su familia, desilusionados y desesperados, pues “nos han ofrecido muchos apoyos de todos lados, pero hasta ahorita no hemos tenido ninguno”.

Con dos hijos en la escuela y gastos médicos que han tenido que subsidiar, Raúl confesó el hecho de que ya están endeudados, pues la reparación del daño, simplemente no ha sido posible.

La familia está a la espera de la próxima cita que tienen pactada con personal de la aseguradora “Afirme Seguros” al filo de las 17:00 horas, el día viernes 09 de diciembre, por lo que no pierden la esperanza de que finalmente se indemnice a la víctima.