METEPEC, Edomex., 17 de marzo de 2019.- Jair Soto, un estudiante de 16 años, esperaba el transporte público en el paradero de Crisa cuando fue arrollado por un joven que manejaba en estado de ebriedad, le amputaron ambas piernas, el responsable se encuentra libre.

La familia del alumno del Cbtis 203 exige justicia y que el responsable hijo de una funcionaria en el área de derechos humanos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, sea castigado conforme a la ley.

Además, piden una indemnización para cubrir los gastos médicos, después que fuera atropellado el jueves pasado sobre Paseo Tollocan esquina con Tecnológico, por una camioneta Dodge Journey color blanco.

Los padres temen que se lleve a cabo una investigación y proceso con irregularidades para favorecer al chófer por la relación laboral de la madre, ya que hasta el momento no ha respondido por el accidente.