TOLUCA, Edomex., 28 de febrero de 2019.- Vecinos que habitan en el llamado corredor comercial de Venustiano Carranza, continúan sus quejas por las problemáticas que causan los restaurantes y bares, entre las que acusan ruido a altos decibeles, alta afluencia de autos en las calles aledañas que genera inseguridad, como robo de vehículos y cristalazos y casos de acoso sexual, lo que no permite un bienestar que desencadena problemas de salud.

Marcos Rodrigo Mejía Ayala, habitante de la colonia universidad participó en la primera sesión de cabildo abierta, donde expuso su inconformidad por los establecimientos que aseguró se han establecido sin control y permitiendo hasta 16 horas de ruido, “con el estrés es imposible vivir”, añadió, por lo que pidió se regulen a los establecimientos y haya un orden para acabar con la afectación.

Al respecto, el alcalde Juan Rodolfo Sánchez Gómez, reconoció que el tema requiere una atención de fondo e inmediata por lo cual se instalará una comisión de trabajo con integrantes de cabildo para realizar un diagnóstico que de alternativas de solución, asimismo dijo, se revisarán las licencias de los establecimientos, determinar el cumplimento de funciones y respeto a las normas, como es el aislamiento de sonido.

Sánchez Gómez, destacó esto no va en contra del sector empresarial y comercial, sino responde a un tema de orden público y respeto, “son medidas de persecución, quien se apega a la ley, sin duda alguna no podrá afectar a los ciudadanos, tratamos de tener un equilibrio”, dijo.

Destacó también que estas acciones no solo serán en la avenida Carranza, sino que será un proyecto en ejes transversales, en toda la zona, “queremos que Toluca vuelva a ser una ciudad de orden tranquila y de respeto”, expresó.