Toluca, México, 22 de octubre del 2020.- La niñez debe tener derecho a una alimentación adecuada, para que se combata la obesidad, pues la prohibición de la comida chatarra no ataca el problema, fomenta el mercado negro y daña la economía, advirtió la fracción parlamentaria del PAN que presentó una iniciativa en la materia.

En el Estado de México cuatro de cada 10 niños tienen algún grado de sobrepeso u obesidad. La entidad mexiquense encabeza el primer lugar a nivel nacional.

En ese contexto, el diputado blanquiazul, José Antonio García García, propuso reformar la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes estatal, en la que se establezca una adecuada alimentación y educación nutricional.

«Apostamos por instaurar una adecuada educación y libertad alimentaria ante las prohibiciones de comida chatarra como se ha aprobado ya en diferentes estados del país”, explicó.
 
“Consideramos que la prohibición de comida chatarra crearía un mercado negro y no daría soluciones reales al problema de sobrepeso y obesidad de la niñez mexiquense, además dicha medida provocaría la pérdida de miles de empleos mexiquenses, ya que ha afectado a 200 mil unidades económicas».