ECATEPEC, Edomex., 30 de mayo de 2017.- Debido al desabasto de combustible que se agudizaría en enero y febrero del próximo año, el precio por un litro de gasolina podría alcanzar los 30 pesos, advirtieron empresarios del Valle de México.

Ante esta situación, la Unión Industrial del Estado de México (Unidem) hizo un llamado al gobierno federal para que tome medidas de emergencia para evitar aumentos desmesurados en la gasolina.

El director general de la agrupación, Francisco Cuevas Dobarganes, alertó que el sector industrial está preocupado por las tendencias de producción interna e importación de combustibles, pues son totalmente desfavorables para México, y no se están tomando medidas para ajustarse a esa nueva realidad.

“Si el precio del petróleo sube a los niveles por encima de los 100 dólares por barril, por los efectos de la devaluación y la falta de producción, podríamos ver gasolinas con costos por arriba de los 30 pesos en el mediano plazo”, apuntó.

La Unión considera que el gobierno debe de tomar medidas de emergencia, ya que por el frío y la reactivación de la demanda por la temporada vacacional, el problema puede aumentar en enero y febrero.

Reconoció que inicialmente se pensaba que el desabasto de combustible obedecía a una situación climatológica en Tuxpan; sin embargo, hoy se conoce que las refinerías de Tula, Salamanca, Salina Cruz, Cadereyta, Madero y Minatitlán registran descensos sostenidos en su producción y esto se debe a la falta de inversión, enfocado al mantenimiento y modernización.

“El problema de fondo es que a pasos agigantados nos convertimos en importadores de combustibles y actualmente el país no cuenta con las infraestructuras ni supraestructuras necesarias para recibir, almacenar ni transportar los combustibles de manera sistemática y coordinada”, dijo Cuevas Dobarganes.