Chimalhuacán, Edomex, 25 de mayo de 2020.- Desde hace 30 días policías de Seguridad Pública de Chimalhuacán comenzaron a comprar de su bolsillo productos de primera necesidad para apoyar a familias vulnerables que se han visto afectadas por la medidas restrictivas debido a la pandemia del Covid 19.

Policías y servidores públicos suman esfuerzos de manera voluntaria en la campaña «Adopta una Familia» que impulsa el Gobierno de Chimalhuacán, en la cual los empleados municipales donan parte de su salario para comprar y llevar artículos de primera necesidad y la canasta básica a familias vulnerables de la localidad.


Los apoyos se distribuyen semanalmente para beneficiar a un número importante de habitantes necesitados, quienes carecen de una fuente de ingresos monetarios durante el resguardo domiciliario.


El director de Seguridad Ciudadana municipal, Cristóbal Hernández Salas, mencionó que en una primera etapa han participado 320 de los más de mil efectivos, así como personal administrativo de la corporación.


El Gobierno de Chimalhuacán ha denunciado que sus similares estatal y federal no han entregado 110 mil apoyos alimentarios necesarios para garantizar el aislamiento de familias chimalhuacanas.


Durante la Fase III de Contingencia, la Policía de Chimalhuacán intensifica la Vigilancia Sanitaria: los espacios recreativos, deportivos y culturales permanecen cerrados, mantiene la sanitización de unidades y estaciones de transporte, además de comercios de artículos de primera necesidad.