METEPEC, Edoméx., 29 de octubre del 2016.- Entrevistada por los medios de comunicación luego de la inauguración del taller “La izquierda y el cambio democrático; estrategias organizativas, principios y valores”, efectuada toda la tarde noche de este día en las instalaciones del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), la presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales Magdaleno, aseguró que su partido político tiene la enorme oportunidad de incidir en el cambio de rumbo que le urge al Estado de México tras casi un siglo del yugo priista.

Barrales Magdaleno sostuvo que el estado de México está por librar una de las batallas más importantes del país y el PRD tiene que convertirse en la alternativa, la opción y esperanza de la gente que pide a gritos un cambio.

En el Auditorio del IEEM, la dirigente nacional señaló que es tiempo de que en la entidad rompa con 90 años de lo mismo, “90 años de priismo” en lo que a pesar de ser la entidad con mayores asignaciones presupuestales, se le ha colocado en vergonzosos primeros lugares en feminicidios, homicidios con violencia, delincuencia y temas lastimosos para la población.

Para la otrora secretaria de Educación de la Ciudad de México, senadora de la República y diputada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en dos ocasiones, “no hay liderazgos honestos, ni autoridad moral, ni compromisos con la gente, por lo que urge un cambio”.

La orgullosa ex sobrecargo reiteró el compromiso del partido que encabeza para impedir que una vez más el PRI lucre con los votos de los mexiquenses en el próximo proceso electoral y para ello “el PRD no se detendrá en el falso debate de alianzas, seguirá convocando a la conformación de un frente amplio opositor que reúna a todos los actores dispuestos a trabajar en cambiarle la vida a los mexiquenses”.

Para concluir, la líder contemporánea del Sol Azteca dijo que algunos han  presagiado que su partido no va a jugar un papel importante en el próximo proceso electoral, “pero el PRD viene con todo, no venimos a ser un partido testimonial, no vamos a ser un partido estratégico. Lo que decida el PRD va a tener un impacto trascendente en el estado de México y en el país”.