TOLUCA, Edomex, 12 de octubre de 2019.- A pesar de la información sobre sexualidad y el alcance que tiene para los adolescentes, prevalece una cultura del descuido, en la que además no se hacen proyectos de vida que facilitaría la toma de desiciones, lo que conlleva a embarazos no deseados; por lo que de cada seis embarazos en el Estado de México, uno es de una adolescente.

De acuerdo a cifras dadas a conocer por la titular del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social, al 2017 había más de 50 mil adolescentes con un hijo, por lo que destacó es indispensable crear políticas públicas para la prevención en el que no sólo se involucre a la mujer sino también a los hombres, ya que en muchos casos se sigue considerando el embarazo como cuestión única de las mujeres.

Detalló que solo 3% de los adolescentes masculinos se ven obligados a dejar de estudiar tras un embarazo, mientras en la mientras la cifra crece al 33%, añadió la incidencia de embarazo en la adolescencia también tiene mayor incidencia en las poblaciones más vulnerables con altos índices de pobreza.

“Falta sensibilizar, construir una red social para fortalecerlas (a las adolescentes) y no discriminarlas sobre todo para prevenir, la cual se de debe enfocar en nivel secundaria y preparatoria”, añadió.