VALLE DE CHALCO, Edoméx., 15 de Noviembre de 2016.- Un grupo de más de 100 priistas de este municipio mexiquense, amenazan con bloquear la autopista México – Puebla, sino se les paga por sus servicios, porque aseguran haber sido contratados por la SEDATU y la CORETT para validar un padrón de beneficiarios de programas sociales.

Sixto Gaona Ubaldo coordinador municipal del programa de validación que realiza la CORETT y la SEDATU en Valle de Chalco, dijo que fueron contratados por estos organismos gubernamentales a cambio de un pago económico.

Explicó que personal de estas oficinas convinieron con 110 personas, que son militantes del PRI, colaborar a cambio de un salario, el cual sería de dos mil 500 pesos semanales, más viáticos, crédito para celular y una tablet marca Ipod que ya les entregaron. Pero que habían convenido comentar que la empresa con la que trabajarían sería Soluciones Integrales de Consultoría de México (SEICM).

Sin embargo, mencionaron que han trabajado ya dos meses y que aún no han recibido pago alguno.

Sixto Gaona comentó que fueron contratados a través de Samuel Villar Rodríguez, sub delegado estatal de Corett y de Vicente Ramos Ramos, funcionario de la misma dependencia.

Y dicen que acusarán directamente a la Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Rosario Robles Berlanga y al director general de la Comisión Reguladora de la Tenencia de la Tierra (CORETT), Jesús Alcántara, de negarse a pagar salarios.

Denunció que el pago se realizaría a través de depósitos bancarios y posteriormente les dijeron que se haría en las oficinas de la Corett en el municipio de Naucalpan, luego en las oficinas generales en la Ciudad de México y así los trajeron con engaños durante el primer mes a pesar de que ellos entregaban los resultados de la validación cada semana.

Sixto Gaona aseveró que no son los únicos defraudados también en los militantes priistas de los municipios de Chalco, Ixtapaluca,Tlalmanalco, Amecameca, Ecatzingo, Ayapango, Atlautla, Tepetlixpa, Los Reyes La Paz, Nezahuálcoyotl, Texcoco, Naucalpán, Huixquilucan, Tlalnepantla, Ecatepec, Tecamac y otros más donde el objetivo era crear una estructura paralela a la del PRI en cada sección electoral.