DURANGO, Dur., 18 de febrero de 2019.- La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) emitió la Declaratoria de Desastre Natural en el sector agropecuario, acuícola y pesquero, a consecuencia de la sequía ocurrida de junio a agosto de 2018, en nueve municipios del estado de Durango.

El propósito de la declaratoria, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), es atender a los productores del medio rural de bajos ingresos que no cuentan con aseguramiento público o privado, con el fin de reactivar sus capacidades productivas a través del componente Atención a Siniestros Agropecuarios.

En el documento, se informó que los municipios afectados son Canatlán, Coneto de Comonfort, Gómez Palacio, Lerdo, Nuevo Ideal, Ocampo, San Juan del Río, Santiago Papasquiaro y Tlahualilo.

La declaratoria se da en respuesta a la solicitud de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural del Estado de Durango y la Subdelegación de Planeación y Desarrollo Rural de la SADER en la entidad, formulada el 8 de febrero de 2019, a través del Sistema de Operación y Gestión Electrónica.

Tras el dictamen técnico sobre la ocurrencia del fenómeno meteorológico, a cargo de especialistas del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), la Dirección General de Atención al Cambio Climático en el Sector Agropecuario, como unidad responsable del Componente Atención a Siniestros Agropecuarios, corroboró la presencia de sequía de junio a agosto de 2018 en los nueve municipios duranguenses, puntualiza el documento.

La dependencia federal indicó que el único medio de atención y ventanilla será el Sistema de Operación y Gestión Electrónica, lo que permitirá optimizar la operación del Componente Atención a Siniestros Agropecuarios y agilizar el proceso en la gestión de los apoyos.