TOLUCA, Edomex., 24 de febrero de 2019.- Para atender la demanda en los servicios de segundo y tercer nivel de atención médica, el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), realiza anualmente más de 60 mil análisis de unidades de sangre para transfusión a través de su red de laboratorios, lo que permite garantizar la autosuficiencia en el suministro de este fluido de forma segura a los pacientes mexiquenses.

Lo anterior se informó en el marco del Vigésimo Quinto Curso de Calidad para Laboratorios de Banco de Sangre y el Trigésimo Quinto Curso Regional de Medicina Transfusional, al que asistieron directivos y personal de los centros estatales de transfusión sanguínea, quienes actualizaron conocimientos para estar preparados ante cualquier demanda de transfusión, ya sea por urgencias o contingencias, como desastres naturales.

Los cursos en mención se realizaron de forma coordinada con el Centro Nacional de Transfusión Sanguínea (CNTS) y permitieron capacitar al personal de estos laboratorios y de los centros estatales de transfusión sanguínea en métodos de seguridad sanitaria para los pacientes, guías clínicas y uso racional de este fluido.

Este tipo de actividades son realizadas periódicamente en todo el país y asisten trabajadores del Centro Estatal de la Transfusión Sanguínea del ISEM, a fin de actualizar conocimientos en temas como control de calidad en pruebas de compatibilidad de sangre, uso adecuado de sustancias sanguíneas, vigilancia y análisis de las reacciones de transfusión, estudios de infecciones en componentes sanguíneos y donación voluntaria.