TOLUCA, Edomex., 14 de marzo de 2019.- El Pleno desechó un punto de acuerdo presentado por el diputado José Antonio García García, a nombre del Grupo Parlamentario del PAN, por el que se pretendía exhortar al titular del Ejecutivo federal para no retrasar la puesta en marcha del proyecto del Tren Interurbano México-Toluca y llevar a cabo las acciones necesarias para concluir el proyecto a la brevedad.

José Antonio García señaló que el pasado 26 de febrero del presente año, el presidente anunció la postergación de la puesta en marcha del tren hasta por cuatro años más, debido a la falta de recursos para terminar la obra, los cuales alcanzarían los 20 a 25 mil millones de pesos.

Señaló que la construcción de este transporte ferroviario de pasajeros, con una longitud de 57.7 km, de los cuales 40.7 kilómetros corresponden al Estado de México y 17 a la capital del país, se planteó como un proyecto de infraestructura para una movilidad de pasajeros moderna, integral, ágil, segura, sustentable e incluyente.

Destacó, entre los beneficios del proyecto, el que dejarán de emitirse 27 mil 827 toneladas de bióxido de carbono por año, equivalentes al oxígeno producido por 225 hectáreas de bosque, y la reducción del tiempo de traslado de la zona metropolitana del Valle de Toluca al poniente de la Ciudad de México y viceversa, la cual beneficiará a 230 mil pasajeros al día.

Sin embargo, aseguró que desde su implementación a la fecha el proyecto se ha caracterizado por sus retrasos en la construcción, por no contar con los derechos de vía necesarios, falta de transparencia y rendición de cuentas, modificaciones de contratos, cambios de ruta y sobrecostos, además de la realización de pagos indebidos por 745.4 millones de pesos, según la Auditoria Superior de la Federación (ASF).

Al respecto, la diputada Azucena Cisneros Coss (Morena) señaló que el tren interurbano “es un botón de muestra de cómo se puede descarrilar una buena obra cuando se pone en manos de la corrupción”. Reconoció los beneficios del proyecto, pero aseguró que ha generado un incremento de casi 20 mil millones de pesos en el costo final y la ejecución de los recursos ha sido deficiente, aspectos en los que coincidió su compañera de bancada, la legisladora Alicia Mercado Moreno.

Por lo anterior, Azucena Cisneros manifestó la postura de su fracción parlamentaria de desacelerar el ritmo de ejecución de en la obra con la finalidad de dejar de fincar obras mal ejecutadas y esperar a que la ASF y el gobierno federal concluyan los procesos de revisión, auditoría y sanción pendientes en esta obra.

El diputado Anuar Roberto Azar Figueroa, coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, precisó que su fracción también está en contra de los actos de corrupción y a favor de castigar a quienes incurrieron en ellos, pero aseguró que los ciudadanos no tienen por qué pagar el retraso de la obra.

Bernardo Segura Rivera, legislador del PT, precisó que según el informe de los 100 días del presidente Andrés Manuel López Obrador, este año se va a concluir la etapa Zinacantepec-Santa Fe, con una inversión de más de 5 mil millones de pesos, ya que se comprometió a no dejar obras inconclusas, opinión que respaldó el legislador Gerardo Ulloa Pérez (morena) quien aseguró que el Tren México-Toluca será concluido.