Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Reclaman a titular de Agua y Obra transparencia y rezagos

Gerardo Hernández/Quadratín Edomex
 
| 09 de octubre de 2018 | 15:16
 A-
 A+

TOLUCA, Edomex., 09 de octubre de 2018.- El secretario de Agua y Obra Pública, Rafael Díaz de Leal Barrueta compareció ante el pleno de la 60 Legislatura local, ejercicio en el que los diputados lo emplazaron a erradicar la corrupción y transparentar las licitaciones realizadas en el último año ante escándalos de la pasada administración; asimismo le recriminaron el rezago y obras inconclusas, falta de suministro de electricidad, déficit en la red hidráulica y dotación de agua potable, así como acciones preventivas de inundaciones.

El funcionario estatal reconoció la preocupación de los legisladores en materia de transparencia, a quienes -aseguró- que se han fortalecido los mecanismos de licitación y ofreció dar información de los contratos otorgados, donde se ha protegido la calidad, eficiencia y su no encarecimiento de los proyectos, y exhortó a que ofrezcan nuevos modelos de revisión.

Defendió que la administración de Alfredo Del Mazo Maza ha apostado en la construcción de proyectos y la ampliación de los servicios básicos para los mexiquenses; anunció que a la fecha se han realizado 90 obras hidráulicas y 23 de electricidad, por 44 millones de pesos y 650 millones, respectivamente, además también se ejecutaron 48 proyectos de drenaje.

Aseguró que la apuesta en suministro de agua es pasar de una cobertura del 98 al 99 por ciento en 2023; sin embargo, admitió que se debe redoblar el esfuerzo debido a que la eficiencia física es menor en el estado que la media nacional, ya que seis de cada 10 litros se van en fuga, como también hace falta recurso para operar con totalidad las plantas tratadoras que ascienden a 230, de las cuales 32 son estatales, aunque apenas operan 14.