TOLUCA, Edomex., 12 de junio de 2019.- José Ramón López Beltrán hijo del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador apareció por segunda semana en la entidad con una comitiva federal para hablar de los programas sociales con diputados de Morena en el Congreso Local; visita en la que omitió dar una declaración, sus acompañantes empujaron a la prensa y huyó por una puerta alterna.

Al respecto, el coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Maurilio Hernández González negó que en la reunión, que duró más de dos horas, López Beltrán haya dado línea o peticiones, pues rechazó que ocupe algún cargo en la administración federal o partidario, y recordó que la delegada es Delfina Gómez Álvarez.

Argumentó que como delegado que fungió para Morena en las pasadas elecciones mexiquenses, les une la amistad y facilitó el encuentro con las servidores públicos de la federación, junta que podría replicarse con las demás bancadas.

Atajó que no hay que buscarle y no pasa nada, porque se les informó que ahora operarán más de 250 centros de afiliación a los padrones de apoyos sociales en los 45 distritos.

La semana pasada, José Ramón López reapareció en el Valle de México en una comitiva de funcionarios federales y alcaldes de la región por la misma razón.