TOLUCA, Edomex., 18 de abril de 2019.- Con motivo de la temporada vacacional y de Semana Santa, la Secretaría de Salud a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem), intensificó las acciones de inspección y fomento sanitario en más de 200 albercas, balnearios, hoteles y unidades deportivas de las principales zonas turísticas de la entidad.
Estas acciones tienen como objetivo verificar que dichos espacios se encuentren en condiciones óptimas y cumplan con las normas sanitarias relacionadas con la calidad del agua para prevenir riesgos a la salud de la población.


Además, revisan que el lugar cuente con un plan de contingencia, así como el procedimiento de limpieza, desinfección, mantenimiento y equipo en general.
La Coprisem también realiza visitas de inspección en centros vacacionales, parques acuáticos, clubes deportivos, desarrollos turísticos, centros de enseñanza y cualquier establecimiento que preste un servicio público y cuente con alberca.
Las medidas de vigilancia se intensifican en los puntos de mayor afluencia ubicados en los municipios de Ixtapan de la Sal, Tonatico, Malinalco, Valle de Bravo, Tenancingo, Tejupilco, Amecameca, Ecatepec, Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli, Nezahualcóyotl, Teotihuacán y Zumpango, entre otros.
Entre las acciones que realiza el organismo destacan tomar muestras de agua para análisis microbiológico y fisicoquímico a fin de verificar que los niveles de cloración y PH se encuentren dentro de los parámetros adecuados.
En caso de que se presentara un riesgo a la salud, se procedería a la suspensión parcial o total de los establecimientos para corregir las irregularidades sanitarias encontradas, sin embargo, en lo que va del año, el organismo no ha aplicado sanciones a este tipo de instalaciones.
Se recomienda a la población cerciorarse de que los espacios cuenten con salvavidas, área de regaderas, baños y óptimos niveles de limpieza tanto en la alberca como en el resto de las áreas.