Toluca, Edomex; 26 de enero de 2020.- Ante la pandemia de Covid-19, los católicos del Valle de Toluca han priorizado orar y pedir por la salud antes que por cualquier otra cosa, tan es así que, de cara al próximo 2 de febrero “Día de la Candelaria”, la vestimenta más solicitada para los Niños Dios es la alusiva a la salud y a la sanación

Comerciantes del Mercado 16 de septiembre, señalaron que si bien, hay una gran variedad de modelos y vestimentas, este año los feligreses han optado por la salud y lo básico. “Mucha gente ya entendió que, si existe el Covid, ya entendió que, si hay pandemia y que el virus no es un juego».

Los precios varian según el tamaño del Niño Dios y van desde los 100 hasta los 400 pesos. Además de los vestidos alusivos a la salud, tienen a la venta el de San Judas Tadeo, el Sagrado Corazón de Jesús, del Salvador del mundo, el Niño de las Palomas, el atuendo de bebé, de ángel de la guarda, del Santo Papa, y del niño doctor.

Ante las imágenes en redes sociales del denominado “Niño Covid”, el cual porta cubrebocas y/o caretas, los comerciantes coincidieron en señalar que no es del agrado de los católicos, quienes incluso han señalado que es una falta de respeto para la fe y la religión de los creyentes y del mismo Niño Dios.

El 2 de febrero los católicos tienen la tradición de vestir al Niño Dios con atuendos que representan a algún santo o a alguna de las múltiples imágenes que en el mundo existen del niño Jesús, para después llevarlo a la iglesia para que sea bendecido.