TOLUCA, Edomex., 1 de marzo de 2019.- La fracción parlamentaria de Morena desestimó los primeros reacomodos en el Congreso Local, en la que perdió la mayoría simple, no obstante, llamó a cerrar filas y anticiparon que tomarán medidas, luego de que admitieron que el PRI podría intervenir para obstaculizar la aprobación de reformas importantes para el Estado de México.

Por una parte el coordinador de la bancada morenista, Maurilio Hernández González expresó que son respetuosos de la renuncia de la diputada Claudia González Cerón y la autonomía de cuatro de los cinco legisladores que conformaban al PES, quienes -recordó- que han expresado su afinidad al grupo que dirige.

En tanto, la legisladora Azucena Cisneros Coss, no descartó que ante la renuncia de una de sus integrantes para irse al PRD y la independencia de cuatro pesistas comandados por Carlos Lomán Delgado, el Tricolor aproveche la situación al recordar que la historia de la Cámara de Diputados ha estado manchada por la compra de voluntades.