TOLUCA, Edomex., 8 de enero de 2019.- Las puestas a disposición por el delito federal de huachicol se han reducido a cero en el Valle de Toluca, luego de que el gobierno federal y Pemex cambiaron la logística de distribución del combustible a través de pipas y no por los ductos.

El inspector de la PF en la capital mexiquense, Martín Jorge Agüero Alarcón indicó que el año pasado por semana hacían tres aseguramientos de unidades con huachicol con totes de más de 20 mil litros.

Ante el desabasto del combustible, indicó que la Policía Federal y el Ejército brindan seguridad a las pipas que se trasladan hasta Salamanca, Guanajuato o a Acapulco, Guerrero para abastecer a las gasolineras.

Finalmente los focos rojos de robo de hidrocarburos dijo que se registran en toda la zona norte de Toluca, después de Palmillas, por lo que a finales del año se mantenía reforzada la seguridad en dicha región para detectar a posibles huachicoleros.