CIUDAD DE MÉXICO, 9 de diciembre de 2016.- Hace dos meses, los administradores de fondos luchaban para encontrar algún bono en un país emergente que pudiera ofrecer algo de valor para sus portafolios. Hoy, México se ha convertido en una de esas oportunidades.

Señala El Financiero que después de las elecciones en Estados Unidos, los robots que operan los portafolios de ETFs alrededor del mundo tomaron decisiones basados en la tendencia de los mercados.

En la reacción inicial, México no salió bien parado, al registrar una venta generalizada de activos, entre ellos, bonos soberanos. Ahora, los operadores de fondos de gestión activa, es decir, en los que un humano toma las decisiones, han encontrado un valor atractivo para poder invertir.

“Cuando los robots son forzados a vender, el valor se presenta para los administradores activos”, dijo Avi Hooper, quien administra fondos para Invesco Advisers. “Nos vimos frente a la oportunidad de comprar bonos a niveles que no habíamos visto desde principio de año”.

LEER MÁS: El Financiero