TOLUCA, Edomex., 15 de enero de 2019.- Para sentirse protegidos en sus ilícitas actividades, los huachicoleres decidieron ataviar a un niño Dios con los aditamentos que utilizan estas personas para extraer el hidrocarburo.

Nombrado como el Niño Huachicolero, es uno similar al de Atocha, pero en lugar de traer báculo y flores, porta un bidón de gasolina y una manguera, a quien le rezan y piden evitar su detención al estar ‘ordeñando’ tomas clandestinas, evitar incendios y proteger a sus familias.

Como era de esperar, la imagen del Niño Huachicolero rápidamente se viralizó en Internet, además que ahora está tan de moda.