TOLUCA, Edomex., 01 de febrero de 2019.- Como respuesta a un amparo promovido por pobladores de Jilotzingo, el Juez Décimo de Distrito del Estado de México ordenó la suspensión de la tala de más de 180 mil árboles, que forman parte del proyecto inmobiliario Bosque Diamante.

Este recurso fue promovido en contra de diversas instituciones, tales como la Semarnat, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano del Estado de México, Probosque y el presidente municipal de Jilotzingo, quienes autorizaron la manifestación de impacto ambiental, el cambio de uso de suelo y densidad, así como la tala de árboles en el predio de 237 hectáreas de terrenos forestales para la construcción del desarrollo inmobiliario.

Bosque Diamante busca albergar 80 mil personas, lo que aumentaría la densidad poblacional del municipio en un 480 por ciento.