TOLUCA, Edomex., 05 de febrero de 2019.- Una investigación realizada en 2015 en la entonces Dirección Corporativa de Operaciones de Pemex arrojó que en al menos nueve gasolineras se comercializó combustible que originalmente había sido donado a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y al gobierno del Estado de México, entre otros gobiernos y dependencias.

Cinco de las estaciones de servicio señaladas en la investigación de Pemex pertenecen al Grupo Hidrosina Plus, conformado por 24 empresas, en las que participan como accionistas los hermanos William, Gabriel y Paul Karam Kaasab, quienes se han asociado en este negocio con empresarios de todo el país vinculados con personajes de la política de distintos partidos.

El Estado de México, sin ser un estado petrolero, fue privilegiado con donativos en el sexenio pasado, con Emilio Lozoya al frente de Pemex. Cuando en febrero de 2016 José Antonio González Anaya asumió la dirección de la petrolera, se formó un comité para que esos donativos tuvieran reglas más claras.

El reporte de la investigación realizada al interior de Pemex recomendaba revisar los convenios de donación y verificar que estén llegando a los destinos correctos, “ya que si no hay supervisión en la asignación y seguimiento a la dotación de los donativos se puede tener un quebranto de más de mil 125 millones de pesos”.

Esa cifra tan solo correspondía a 2015. La autenticidad del documento, de nueve páginas, se validó con distintas fuentes del sector energético.

MILENIO y MCCI constataron que las estaciones de gasolina que se mencionan en el reporte siguen en operación, aunque todas tuvieron que hacer cierres parciales durante la reciente crisis de escasez de combustible.

La investigación incluye un esquema en el que aparecen 155 gasolineras que, en el momento del estudio (junio de 2015), pertenecían a Grupo Hidrosina; en cinco de esas —ubicadas en el Valle de México— se detectaron presuntos desvíos mayores a 300 metros cúbicos (300 mil litros) y en otras 15 localizadas en Hidalgo, Puebla, Veracruz, Estado de México y la Ciudad de México, los desvíos fueron menores a ese volumen.

Aquí la información completa.