• El Presidente asume toda la carga de la seguridad pública

• Soldados y marinos deben ser vigilados si van a la justicia

*Día del Maestro: reconocimiento sin actos

José Ureña

Ya no hay más culpables.
Si las Fuerzas Armadas fallan en la contención de la violencia, solamente habrá un responsable: el Presidente de la República.

Constitucionalmente hay una razón: el comandante supremo del Ejército Mexicano y la Marina es el Jefe del Poder Ejecutivo.

Cuestión de repasar:

Cuando fallaron las policías municipales, quedaban como segundo recurso las estatales y, después de éstas, las federales.

Con un decreto, debe decirse, porque ni con Felipe Calderón y menos con Enrique Peña Nieto tuvieron un marco respaldo institucional.

Hay una ley cuyo transitorio -quinto de la Guardia Nacional- les delega la función confirmada por el reciente decreto.

SUJETOS AL CRIMEN

No se ha difundido, pero va un dato:

Desde diciembre de 2012 suman miles los soldados y marinos obligados a acudir ante la justicia.

Unos como testigos de cargo, otros como acusados.

Los primeros por haber detenido a delincuentes en flagrancia y los segundos, como supuestos violadores de los derechos humanos de la ley.

Pero casi dos centenares de ellos han sido asesinados.

Ante esta situación, el Ejército y la Marina se han visto obligados a dedicar personal adicional para defenderlos ante amenazas del crimen organizado.

Para quien lo dude, le recordamos un dato público:

El 22 de diciembre de 2009 fueron asesinados en Tabasco varios miembros de la familia del Melquisedet Angulo Córdova, un marino caído en la lucha contra el crimen y posteriormente homenajeado.

Participó en el operativo en Cuernavaca donde murió el narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, conocido como El Barbas o el Jefe de Jefes.

Desde esa fecha se acabaron los reconocimientos a quienes, en la protección de la sociedad, caen con balas enemigas.

Como sea, el Presidente asume un historial iniciado a principios de los setentas, cuando Luis Echeverría instrumentó la Operación Cóndor, siguió con José López Portillo con Fuerza de Tarea Marte y con México Seguro en tiempos de Vicente Fox.

Cualquier carga se cargará al Presidente, pero a qué precio.

MEDALLAS SIN ACTO

1.- Hoy es un Día del Maestro especial.

Por un lado, el dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Alfonso Cepeda, se ha fortalecido en las bases y ante Palacio Nacional.

Lo suficiente para no temer impulsos de tiradores como Elba Esther Gordillo, por ahora centrada en la recuperación tras el tratamiento a sus divertículos esofágicos.

Por la otra, para satisfacción de Esteban Moctezuma, ha sido factor para organizar al magisterio para salvar el año escolar a través del programa Aprende en Casa.

A falta de una ceremonia oficial, Cepeda impulsa mensajes sobre todo de la comunidad y usted verá videos de Alex Lora, Martín Urrieta, Leticia Calderón y otras personalidades.

Más de 500 videos conjuntados por Luis Humberto Fernández, titular de la Autoridad Educativa Federal.

Y 2.- la secretaría de Hacienda de Arturo Herrera ha desplegado análisis en las 32 entidades y decidió dar reconocer a la alcaldesa de Cancún Mara Lezama por transparencia.

Primer lugar en casi dos mil 500 municipios.